Casi 40 casos de tosferina en menores, balance de esta patología en 2015

La mayoría de los casos han sido diagnosticados por pediatras de la provincia en niños y también en adolescentes

El año 2015 se cerró en Almería con 38 casos de tosferina, una infección bacteriana del aparato respiratorio que debuta con una tos con gallo y puede ofrecer también color azulado en la piel o las uñas por falta de oxígeno. La  mayoría de los casos han sido diagnosticados por pediatras de la provincia en niños y también en adolescentes y, si bien la tasa almeriense (5,42 casos por cada 100.000 habitantes) no ha sido tan alta como la de otras provincias andaluzas, sí ha sido registrada para un posterior estudio.

La mayoría de los afectados por tosferina han sido niños, pero también bebés, algunos incluso menores de seis meses lo que implica más complicaciones e incluso riesgo de mortalidad, puesto que se trata de niños que todavía no han sido vacunados frente a esta enfermedad.

Precisamente por este motivo, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía inició en noviembre la vacunación entre mujeres embarazadas con el ánimo de mejorar la protección frente a esta bacteria a los niños recién nacidos. Una vacunación que también se ha implantado en la provincia de Almería, donde los centros de salud disponen de las dosis necesarias, informaba la delegación el pasado mes de diciembre.

La reserva de estas dosis han llegado, en parte, de la retirada de la última dosis que hasta la fecha se ponía (como recuerdo) entre los niños ya vacunados convenientemente y por tanto protegidos frente a la tosferina.

Menos inmunes
La respuesta inmunológica a esta patología es, al parecer, cada vez más baja, lo que no conlleva en ningún caso la eliminación de la vacuna por ineficiente, sino al contrario, exponen expertos en vacunación. Los niños vacunados puede que no se vean exentos de padecer tosferina, pero en el caso de que la contraigan, la enfermedad cursará más leve y sí evitarán una gravedad que podría poner en riesgo su vida.

La vacuna no garantiza al cien por cien la protección de los menores vacunados. En 2014, un 23,4% de los afectados por tosferina habían recibido dosis de vacunas y, en los primeros meses de 2015, un 26,5% también había sido vacunado. Eso sí, la gravedad, insiste la responsable de Salud Pública en la provincia, Pilar Barroso, es menor si hay vacuna.

El aumento de casos de tosferina comenzó a detectarse hace unos cuatro años, a pesar de la vacunación universal en la infancia. De ahí que, con el ánimo de que la tosferina no circule y no haya más contagios, se ha ampliado la vacunación a las futuras madres, a la par que se mantiene  la vacunación en los niños a los 2, 4, 6 y 18 meses, informan desde la delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Situación epidemiológica
A la hora de vacunar, Andalucía ha seguido las indicaciones acordadas en el seno del Consejo Interterritorial del Ministerio de Sanidad que dejaba al albur de cada Comunidad Autónoma la decisión de cómo vacunar en función de la situación epidemiológica de su población y también en función de las vacunas disponibles (hay desabastecimiento mundial de esta vacuna). Esta es la razón por la que Andalucía ha priorizado la vacunación en gestantes frente a la dosis de recuerdo que se ponía a los 6 años.

A la ampliación de la vacunación, que se ha desarrollado después del estudio epidemiológico de los andaluces frente a esta patología, también se han iniciado nuevas investigaciones sobre esta vacuna, tal y como señalaban en octubre pasado expertos en vacunación reunidos en un congreso en la provincia de Almería.

FUENTE: http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/98283/2/Casi-40-casos-de-tosferina-en-menores,-balance-de-esta-patolog%C3%ADa-en-2015

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*