Consejos para evitar las molestias de la alergia primaveral

El Colegio Oficial de Enfermería ha puesto en marcha una decena de medidas preventivas para evitar que la alergia sea una molestia

Estamos en plena primavera, aunque a veces no lo parezca. Con esta estación llega también una de las afecciones más molestas: la alergia.  De ella hablamos hoy ya que el Colegio Oficial de Enfermería de Almería ha lanzado un decálogo que debemos tener en cuenta para combatirla. Todos sabemos lo molesta que es la alergia y más en los niños.




…que la alergia no te frene

La primavera es la época de alergias más fuerte. El polen de ciertos árboles afecta enormemente a la salud. Provoca picores de garganta, enrojecimiento de ojos, tos, estornudos o congestión nasal a aquellos que la padecen. Los profesionales de la Enfermería tienen un papel protagonista en la prevención y cuidados de la población frente a estas alergias. Por este motivo, el Colegio Oficial de Enfermería (COE) de Almería se ha sumado a la campaña ‘Esta primavera no dejes que la alergia te frene’, para concienciar y aconsejar a los afectados sobre cómo actuar y enfrentarse a esta situación que, en muchas ocasiones, modifica el día a día de las personas que la sufren.

La alergia y los niños

Se recomienda prestar especial atención a los menores que, por su desconocimiento de las alergias, necesitan todavía más cuidados enfermeros que los adultos. En muchas ocasiones, los niños se encuentran ante una situación que no entienden, y eso les pasa factura en su día a día en el colegio. Para afrontar esta circunstancia son claves las enfermeras escolares, que ayudan a los más pequeños a convivir con las alergias y les dan los mejores consejos de salud y de prevención.

Medidas a tener en cuenta

La campaña promueve una serie de medidas de precaución para disminuir las posibilidades de que la alergia sea una molestia en esta primavera. En total, son diez los consejos que desde el Colegio nos quieren trasladar:

  1. Evitar las actividades al aire libre. Sobre todo entre las 5 y las 10 horas y entre las 19 y las 22 horas. Estas son las de mayor emisión de polen.
  2. Viajar en coche con las ventanillas cerradas. Así el polen no entrará en el vehículo. Evitar motos y bicicletas como medio de transporte.
  3. Emplear filtros de polen en el aire acondicionado de la vivienda y del vehículo.
  4. Ventilar el domicilio a mediodía y por poco tiempo.
  5. Utilizar el aspirador y bayetas húmedas para la limpieza del hogar.
  6. Usar gafas de sol para evitar que las partículas de polen puedan llegar a los ojos y producir picor y enrojecimiento. Además evitaremos problemas con los rayos solares en los ojos de los niños.
  7. Usar mascarillas homologadas los días de mayor concentración de pólenes. Así evitaremos el contacto con la mucosa de la boca y la nariz.
  8. Consultar diariamente los niveles de polen de la zona a través de las aplicaciones y las webs avaladas como www.polenes.com.
  9. Tomar precauciones a la hora de ingerir antihistamínicos.
  10. Si hay síntomas de alergia como lagrimeo, picor de ojos o de garganta o aumento de las secreciones nasales es necesario acudir a los centros de salud para que se paute el tratamiento.

Si este artículo te ha parecido interesante o te preocupan los temas de salud infantil, no pierdas de vista nuestra sección pediátrica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.