Gripe en los niños, como calmarlos

¿Sabes diferenciar una gripe de un simple catarro? ¿Cómo debemos actuar si la gripe ha hecho acto de presencia en casa? Aquí presentamos algunas claves a tener en cuenta

Días de frío, lluvia y en algunos puntos, nieve. Con la llegada de este tiempo tenemos otra “amiga” que llama a nuestra puerta. La gripe acude cada año y es fácil que nuestros niños y niñas le den cobijo en su organismo. Por eso, hoy en TUMINIYO os queremos dar algunas claves que padres y madres debemos manejar, para que la gripe en los niños sea lo más llevadero posible.

¿Qué es la gripe?

Es importante que empecemos por definir a nuestra “amiga”. Es una infección vírica que produce una sintomatología muy específica. Se caracteriza por un cuadro de malestar general, dolores articulares, cefaleas y fiebre elevada. Puede ir acompañada de sintomatología catarral: tos seca, congestión, mucosidad, etc…

Conviene que no confundamos la gripe en los niños con un resfriado. Se diferencia de un simple catarro, sobre todo, en la intensidad de los síntomas. El catarro no tiene porque ir acompañado de fiebre, no produce un malestar general tan intenso como la gripe y la presencia de lagrimeo, mucosidad y congestión de vías altas es más habitual.

¿Qué hacer si nuestro hijo tiene gripe?

No hay tratamiento para la gripe. El tratamiento es sintomático: antitérmicos, analgésicos, reposo, hidratación, y no necesita de antibiótico para su resolución. Cuando aparece la fiebre, es importante que no abriguemos demasiado a los niños, que los mantengamos ligeros de ropa y que le ofrezcamos líquido frecuentemente..

Si la fiebre es tan elevada que no se controla con la medicación; si el niño o la niña está decaído, cuando aparecen signos de dificultad respiratoria, si surgen manchitas en la piel; debemos consultar con nuestro pediatra o el servicio de urgencias más cercano.

Si acudes a la consulta pediátrica, te recomendará algún medicamento que puedas tener en casa, recuerda comprobar su caducidad para saber cuanto duran los medicamentos abiertos.

Otra cosa a tener en cuenta es que con este tiempo, cuanto menos este en la calle, mejor. Así que habrá veces en los que tendremos que entretenerlos para que no se nos suban por las paredes, por lo que lo mejor es tener preparados unos juegos de mesa educativos para estar entretenidos.

¿Debemos vacunar a los niños?

No sólo el sistema sanitario de salud ofrece una campaña de vacunación para población adulta, sino también para los más pequeños que se encuentren dentro de la población de riesgo (inmunodeprimidos, asmáticos, con alguna patología del aparato respiratorio…). En estos casos es aconsejable vacunar a los niños. Además, dicha vacuna no tiene ninguna contraindicación.

Y no olvidemos que como mejor podemos ayudar a los pequeños de nuestro entorno, es mediante el lavado de manos. Con ello, extremando las medidas de higiene, evitaremos un posible contagio. Es el acto más eficaz para evitar la aparición de cualquier enfermedad infecciosa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.