La importancia de la estimulación temprana

Juguetes recomendados para una buena estimulación temprana por edades

El juego en los niños pequeños es muy importante en su desarrollo, por ello, los juguetes son una herramienta fundamental al momento de trabajar una estimulación temprana y así permitirles seguir el proceso natural, en el que ellos descubren el mundo y cómo hacer las cosas por sí mismos. Así, por medio de juegos y actividades, se trabaja la estimulación para ayudar a los niños con sus habilidades motoras, cognoscitivas y socio-afectivas.

Por ejemplo, los bebés de 0 a 6 meses, se sienten más atraídos por los colores brillantes y cosas con sonido y movimiento, por tanto cantarles o poner música es una gran forma de estimulación a esta edad. En cuanto a los juguetes que puede introducir en esta etapa son: móviles, sonajeros, gimnasios y tapetes de actividades y juguetes de tela suave.

Los bebés de 7 a 12 meses, siguen atraídos por los sonidos, pero ahora también quieren experimentar y probar lo que existe a su alrededor, por eso es que todo lo que llega a sus manos lo llevan a su boca. Su sentido de coordinación ha mejorado, ya pueden agarrar y golpear cosas, sin dejar de mencionar que ya comienzan a mostrar sus primeros indicios de movimiento, ya se sientan, se arrastran y algunos hasta gatean. En cuanto a juguetes que ayudan en esta edad a la estimulación temprana, se encuentran las pelotas, los bloques, cubos de madera y carros que puedan mover.

Niños de 1 a 2 años son más activos, ya dominan mejor sus movimientos y, por tanto, creen tener mayor independencia, así que su curiosidad y ganas de ver todo lo que los rodea no les permiten quedarse quietos. En este momento es importante enseñarles el valor de compartir y sociabilizar, permitiendo cualquier oportunidad para que jueguen con otros niños. En cuanto a los juguetes más apropiados para su estimulación durante esta etapa, son precisamente todos aquellos que les permiten su movilidad y exploración, como los caminadores, juguetes que se arrastran y halan, así como los juguetes para montar y desplazarse.

Para los niños de 2 a 3 años continua la exploración de las cosas, pero con mayor sentido de pertenencia e independencia. Ya tienen además mejor dominio de sus cuerpos y movimientos, así que los juguetes de movilidad siguen siendo los mejores para desarrollar su estimulación, pero aquellos más avanzados, como por ejemplo, triciclos, carros montables, mesas de actividades para que exploren y juguetes para imitar la vida cotidiana. Por otra parte, los juguetes de madera que no tienen piezas pequeñas son de gran ayuda para que desarrollen su motricidad.

Los niños de 3 a 5 años tienen aun más energía que antes, en esta edad ya son niños pequeños con personalidades y gustos más definidos. Una de las mejores experiencias en el desarrollo para niños de esta edad es estimular su imaginación con juegos creativos, juguetes para armar y sobre todo juegos al aire libre para que liberen toda su energía. Claro que es importante tener en cuenta que no todos los niños son iguales y no todos se desarrollan de la misma forma en las mismas edades. Lo importante es jugar y divertirse. Y sobre todo, pasar tiempo en familia.

FUENTE: eltiempo.com

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Los juguetes electrónicos para niños no son saludables - TUMINIYO

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*