Juegos para una tarde de lluvia

Se avecinan tardes de lluvia. Aquí os proponemos algunos juegos para combatir el aburrimiento de los niños

Mirando el “mapa del tiempo”, parece que se avecina alguna que otra tormenta. Lo propio de este tiempo…la conocida como “gota fría”. Durante un par de tardes nuestros niños y niñas tendrán que decir adiós al parque, a los juegos en la piscina y a los raticos de playa.

Y es que hay juegos para jugar en la naturaleza, juegos para expresar sentimientos y juegos para un día de lluvia. Precisamente este cambio de tiempo puede hacer que los días se hagan eternos en casa. Por eso os proponemos algunos juegos que podemos poner en práctica en casa. Para algunos es mejor que avisemos a los amigos del bloque o de la calle pues se necesitan varios jugadores. Así que…. ¡a preparar una rica merienda y a prepararse para una tarde de juegos!

‘La Bomba’

Este juego es muy divertido. Esconderemos un reloj-despertador en la casa. Lo programaremos para que la alarma suene en 15 minutos, que será el tiempo que tendrán los jugadores para encontrarlo. El jugador que lo encuentre antes de que suene la alarma será el ganador.

‘La silla calzada’

Aquí los jugadores se descalzarán y colocaremos todos los zapatos en un montón. Uno de los niños, con los ojos vendados, “se la queda”. Su misión será poner un zapato en cada una de las patas de una silla que pondremos en el centro de la sala. Al pasar un minuto de tiempo, se puntuará su labor. Así se llevará un punto por cada ‘pata calzada’, dos si ha conseguido utilizar un par completo, etc..  En este juega gana el jugador con más puntos.

‘Pintor a ciegas’

Necesitamos bolígrafos, rotuladores o lápices. También un cuaderno y un trozo de tela para tapar los ojos. Los jugadores estarán sentados con los ojos tapados, y con lápiz y papel en manos. A cada jugador le diremos al oído aquello que deben dibujar. Cuando termine de hacerlo el resto de los jugadores deberá adivinar de qué se trata.

‘El vaso’

Colocaremos un vaso ‘casi’ lleno de agua en el centro de una mesa. Los jugadores, uno a uno, irán echando al vaso una moneda. El agua se irá acercando poco a poco al borde y perderá el primero que haga rebosar el agua.

‘La rayuela’

Con cinta de carrocero dibujaremos en el suelo del pasillo el terreno de juego. Un peluche hará las veces de piedra. Cada jugador hará el circuito saltando a la pata coja en los cuadrados, o con los dos pies si se trata de un cuadrado doble. El cuadrado en el que caiga el peluche será “casa” y no se puede pisar.

Estos son sólo algunos ejemplos. Existen webs especializadas en juegos e incluso libros que nos pueden echar una mano a elegir los juegos que mejor nos vengan. Os animamos a llevarlos a la práctica. Esperamos vuestras fotos y comentarios.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*