LACTANCIA MATERNA EN LOS MESES DE VERANO ¿COMO AFRONTARLA?

La Doctora Moreno responde a algunas preguntas relacionadas con la lactancia materna y este tiempo estival

Nuestra “doctora de cabecera” nos habla hoy de algo que, a buen seguro, preocupa en muchos hogares. Un artículo muy interesante sobre todo en los meses en los que estamos.

Lactancia materna y verano

Según la Sociedad Española de Pediatría, el alimento más adecuado para nuestros bebés durante los seis primeros meses de vida es la leche materna. Eso si, siempre que las circunstancias lo permitan. Incluso en los meses estivales no es necesario un aporte extra de liquido, ni de agua ni de infusiones. Sólo tenemos que asegurarnos que nuestro pequeño permanece hidratado para afrontar el bochorno y las altas temperaturas típicas del clima.

Con toda seguridad el niño o la niña demandará más tomas y con más frecuencia. Esto no significa que la leche que estamos aportando sea de mala calidad o insuficiente. Es simplemente la consecuencia de una mayor pérdida de liquido a través de la sudoración. La leche materna está compuesta en un 87% de agua y un 13% de materia sólida. La “primera leche”, la del inicio de la toma, es más rica en agua.  Por este hecho contribuirá también a unas tomas mas cortas y mas frecuentes.

Preguntas más frecuentes

¿Cómo asegurarnos que nuestro bebé está bien hidratado? Para ello es suficiente prestar atención al número de pañales que cambiamos a lo largo de 24 horas. Deben ser al menos 6 y con orina clara y sin olor.

¿Debemos despertar a nuestro bebe para darle de comer? En este punto hay que prestar especial atención durante el primer mes de vida, en el cual el bebé permanece dormido la mayor parte del día. Sobre todo en verano, es necesario garantizar el aporte de liquido al menos cada 3-4 horas y así evitar problemas de hipoglucemias o deshidratación.

¿Es necesario el aporte extra de agua o infusiones? Rotudamente no. La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el bebe, es más, uno de sus principales beneficios es la adaptabilidad a las necesidades de éste durante su desarrollo y crecimiento. La introducción de la tetina sobretodo al inicio de la lactancia puede comprometer el éxito de ésta, confundiendo a nuestro pequeño y evitando la adecuada succión del pezón.

Ante cualquier duda o problemas es recomendable acudir al centro de salud de referencia donde nuestro Pediatra o Matrona nos orientará de forma adecuada.

María del Carmen Moreno López, Médico de Familia.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.