Legumbres, una opción muy saludable

En el Día Nacional de la Nutrición. Alicia Cox nos habla de las legumbres, de sus propiedades y de cómo cocinarlas

Hoy es el Día Nacional de la Nutrición. Alicia Cox, nuestra nutricionista, aprovecha este día para hablarnos de las legumbres. No es la primera vez. Pero hoy tiene más sentido que nunca. Esta celebración, que está impulsada por  la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD),  se centra en la importancia del consumo de las legumbres, siendo su eslogan “Tu opción saludable todo el año”. El objetivo no es otro que concienciar a la población de una dieta más saludable.  

Las legumbres son un alimento con un alto valor nutricional y actualmente estamos presenciando como su consumo desciende de forma alarmante en los hogares españoles.

¿Por qué?

Pues entre otras cosas por el aumento del consumo de carne.  Antes se consumía la legumbre para cubrir los requerimientos de proteínas y ahora se prefiere la carne.

Pero, ¿es igual consumir legumbres que carne? Pues no, veamos en la siguiente tabla algunas diferencias:

Por lo tanto, l@s niñ@s necesitan aumentar el consumo de legumbres y disminuir el de carne. Se nos ha vendido que si no comen carne no crecen y nada más lejos de la realidad.

Y, ¿Qué son las legumbres?

Entran dentro del grupo de las legumbres la soja, lentejas, garbanzos, alubias, cacahuete, guisantes, habas, algarroba, altramuces…

Parece que el cambio en el estilo de vida también es responsable de este descenso. Tenemos menos tiempo y “parece” que el cocinar legumbres lleva demasiado tiempo. Digo parece porque no creo que sea así, mirad que ideas más sencillas y originales para consumir en familia:

  • Hamburguesa de legumbres
  • Hummus
  • Falafel o croquetas
  • Garbanzos con espinacas
  • Guiso y congelarlo en tupper (cocido, lentejas, potajes…)
  • Ensalada
  • Tortilla de guisantes
  • Habitas con jamón
  • Cuscus con verduras y legumbres
  • Garbanzos tostados al horno




¡Ya, peeero… en casa nos dan muchos gases y preferimos no consumirlas!

Eso,se puede arreglar. Os cuento cómo reducir este asunto:

  • Para cocinarlas es aconsejable ponerlas en remojo 8-12 horas. Con el remojo conseguimos que comience la actividad enzimática haciéndolas más digestivas
  • Realizar una cocción previa para extraer la rafinosa (oligosacárido) y desechar esa primera agua de cocción, aunque también perderemos minerales y vitaminas pero evitamos los molestos gases
  • “Asustar a las lentejas” así llamaban nuestras abuelas a romper el hervor mientras se están cociendo las legumbres, retirando la cazuela del fuego durante unos minutos o bien añadiendo agua fría al agua hirviendo
  • Tomar las legumbres en puré o pasadas por el chino para quitarles la piel
  • Añadir durante la cocción condimentos digestivos como comino, anís, romero, tomillo o hinojo
  • Terminar la comida con una infusión digestiva (hinojo, comino, manzanilla, anís…)

¡Salud y buenos alimentos!

Alicia Cox Belmonte

Dietista-Nutricionista

Col. nº AND00264

Telf. 688 915 064

nutricion@abelma.es

www.abelma.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.