Los niños y el procés

Imágenes violentas y casos de supuesta manipulación en las aulas. Los niños y niñas en Cataluña también "viven" días extraños

Desde hace meses, y sobre todo en los últimos días, vivimos rodeados de noticias que nos hablan de Cataluña y su deseo de independizarse de España. Desde esa comunidad nos han llegado imágenes muy desagradables que a todos, cuando menos, nos han entristecido.

Nuestros hijos no son inmunes a este bombardeo de mensajes y de imágenes. Si muchos de nosotros no entendemos todo lo que está pasando…¿cómo lo verán los niños?

Menores que viven esta polémica desde la distancia y menores que son también protagonistas al vivir en Cataluña. ¿Cómo han vivido ellos estos incidentes? ¿Entienden que sus mayores quieran “irse” de España? ¿Cómo afecta esto a su educación?

De todo esto hemos hablado estos días en la redacción de TUMINIYO.

El “procés” en la escuela

Los niños catalanes no viven ajenos a las reivindicaciones de sus mayores.

Sin ir más lejos, la editorial La Galera, con sede en Barcelona, sacó hace unos meses a la venta el libro: ‘El abecedario de la independencia’. El objetivo de esta publicación no era otro que los colegios lo emplearan como material escolar. La propia editorial definió este libro de texto como “un libro para que los niños y niñas catalanes aprendan las letras del abecedario y se acerquen al momento histórico que estamos viviendo”.

En este particular “abecedario”, se vincula cada letra con un motivo del proceso soberanista. Por ejemplo, con la ‘A’ se explica lo que es la “asamblea catalana”; con la ‘B’ el tradicional “burro catalán”, símbolo de los independentistas; con la ‘C’ la “consulta”…

En otro orden de cosas, y aterrizando en los sucesos del 1 de octubre, en algunos colegios los niños de educación primaria han hecho dibujos sobre el referéndum. Algunos de ellos muestran cómo han sido aleccionados por el indepentismo, y representan claramente consignas políticas.

En la COPE, Ángel Expósito hablaba de la politización de los niños muy acertádamente: “Nos estamos dando cuenta lo que supone que se discrimine a niños por ir o no a una manifestación”.

Y los niños “en medio”

Esta es tan sólo una muestra. Estos días hemos visto “esteladas” en las aulas, niños envueltos en banderas e incluso utilizados como escudos humanos en altercados. Ejemplos de lo que no debe ser educación, de que a los niños no se les debe utilizar ni convertir en armas políticas. Ejemplos de cómo se vulnera el derecho a la libertad ideológica y a la intimidad personal ya que se expone públicamente a los menores a una “demostración pública” de su ideología.

Por ejemplo, el coordinador en Cataluña de la Guardia Civil, Bartolomé Barba, ha denunciado en Onda Cero, la “xenofobia“, el “acoso” y la “pretensión de adoctrinamiento” que existe en las escuelas catalanas. “Meter a los niños en esto es de una bajeza increíble”, ha subrayado.

Él y algunos de sus compañeros de la Benemérita tuvieron que ir a recoger a sus hijos a la escuela porque estaban “llorando” ante el “acoso” y “señalamiento” de los profesores. Según relató, los docentes les preguntaron en el aula si estaban a favor o en contra de los “palos contra la libertad” y de la “actuación desproporcionada” de los “represores”, en referencia a los agentes durante la jornada de votación del pasado domingo.

Nuestro papel como padres y madres

Precisamente ayer, Javier Urra, psicólogo conocido en todo el país por su colaboración en diferentes medios de comunicación, visitó Almería y habló de este tema: “La actitud de algunos profesores en las aulas está equivocada, no pueden hacer un uso maniqueo del colegio. Posiblemente, el día de mañana alguno de sus hijos le diga ¡cómo me manipulaste!”. Urra pidió respeto para nuestros hijos e hijas: “No utilicen a los niños, los niños no tienen banderas, no tienen fronteras; déjenles hablar, dialogar, jugar;  los temas de adultos los tenemos que resolver los adultos”.

Hacemos nuestras las palabras de Javier Urra, con las que estamos totalmente de acuerdo. Los niños deben quedarse fuera de este conflicto político. No consiste en ocultar la realidad, sino en no hacerles protagonistas de algo que hemos creado los mayores.

En alguna ocasión hemos hablado de la gestión de las emociones desagradables. Hablemos con ellos con naturalidad de este asunto. Las imágenes que ponen en televisión, nos pueden servir como ejemplo de cómo NO deben actuar las personas.

 

Fuentes: El Confidencial Digital, La Vanguardia, Onda Cero, Efe, Interalmería TV.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*