Los niños también pueden salvar vidas

Es importante que los niños aprendan cómo actuar antes una parada cardiaca. Hoy, Día Europeo de concienciación ante la Parada Cardiaca, hablamos de ello

Hoy se ha celebrado el Día Europeo de concienciación ante la Parada Cardiaca. Una jornada con la que se pretende concienciar y aumentar el número de personas que conocen cómo actuar ante estas situaciones. De esta manera se podría poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible. Es importante que todos estemos entrenados en esta materia, también los niños y las niñas. El lema de este año ha sido “Una sociedad que salva vidas“.

Cardiomaratón para escolares

Esta jornada se ha celebrado de diferentes modos dependiendo de la ciudad. En Almería ya es tradicional que se lleve a cabo el ‘cardiomaratón’. Una actividad dirigida a los escolares en la que participan unos 4.000 alumnos de diferentes centros educativos. Estos jóvenes se forman en técnicas de reanimación cardiopulmonar para poder salvar vidas en el futuro. Esta iniciativa ha tenido lugar en el Palacio de los Juegos Mediterráneos de Almería

Según el Consejo Europeo de Resucitación, más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia. Por eso es importante que todos conozcamos el protocolo a seguir ante una parada. Nosotros como adultos y también los niños. Ellos, a pesar de su corta edad, también pueden salvar vidas.

Es vital,  para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria, conocer las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios para salvar vidas. Está demostrado que estas medidas aumentan la supervivencia en estos casos.

¿Qué debemos enseñar a nuestros hijos e hijas?

Una buena idea podría ser decirles que ellos pueden convertirse en superhéroes. Se sentirán súper importantes al saber que pueden salvar la vida a una persona

Dicho esto, debemos dejarles claros los siguientes pasos:

  1. Pedir ayuda y comprobar que el paciente respira. Acercaremos la cara a su boca para sentir y escuchar su respiración.
  2. Debemos enseñarles a responder a las preguntas que le harán los técnicos del 112 cuando reciban su llamada.
  3. Mientras llegan las emergencias y si el paciente no respira, le daremos un masaje cardiaco. Con las manos unidas y siguiendo el ritmo de la ‘música disco‘.
  4. Sería interesante enseñar, sobre todo a los adolescentes, a usar el desfibrilador. Estos aparatos se encuentran en muchos espacios públicos y, en la mayoría de los casos, son auténticos salvavidas.

Una idea genial sería instar al cole a organizar un taller de primeros auxilios, al menos una jornada formativa. Suelen acudir técnicos del 112 y los niños alucinan practicando con los muñecos. Será una lección que no olvidarán nunca.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*