Ojo con los castillos hinchables

La Organización de Consumidores y Usuarios ha elaborado un decálogo a tener en cuenta, sobre todo, después del suceso de Gerona

Aún estamos consternados por lo ocurrido el pasado día 7 de mayo en Gerona. Los informativos abrían con la noticia del fallecimiento de una niña de seis años a causa de accidente con con un castillo hinchable. La atracción  se elevó hasta terminar en el tejado del restaurante donde ocurrieron los hechos, lo que provocó, además heridas graves y leves a otros seis niños.

La OCU, Organización de Consumidores y Usuarios ha publicado una nota en su web en la que habla de estos artefactos, en un principio nada peligrosos. “Parecen la atracción perfecta para que los niños no se hagan daño, pero deben respetar unas medidas de seguridad que madres y padres pueden comprobar a simple vista”.

Puntos a tener en cuenta

Y es que estas atracciones que podemos encontrar en ferias y restaurantes, deben reunir una serie de requisitos mínimos para garantizar la seguridad de niños y niñas. Con la ayuda de la OCU repasamos las precauciones mínimas que deben cumplir los hinchables:

  • Estos hinchables pesan poco y un viento de 15 km/h ya puede moverlos. Jamás se debe tener un castillo abierto si el viento supera los 38 km/h.
  • Deben estar bien fijados al suelo, pero con anclajes planos y que no sobresalgan. Si no es posible, deben usar sacos de arena.
  • En todo momento debe haber al menos dos monitores supervisando la atracción (uno solo no basta por las dimensiones del castillo).
  • Alrededor de la atracción debe existir un perímetro mínimo de 2 metros que se amplía a 3,5 metros en los laterales abiertos.
  • Se establecerán turnos por edades o estatura. No deben usar la atracción al mismo tiempo niños de constitución muy diferente.
  • En el acceso al castillo tiene que haber una rampa que debe cubrir toda la anchura del arco de entrada. Deben poner algún material que amortigüe posibles caídas. En esa zona no puede haber bordillos ni bancos ni árboles ni postes…
  • Ni que decir tiene que deber tener todos los permisos y autorizaciones en regla. Deben cumplir los requisitos de la normativa EN14960.  La atracción debe contar con un seguro de responsabilidad civil y licencia de actividad.
  • Debe estar hinchado uniformemente.
  • El hinchador estará apartado. Como mínimo debe existir 1 metro de espacio libre a su alrededor y con el tubo bien extendido.
  • La instalación eléctrica no puede estar jamás accesible al público.

Cumpliendo estas precauciones se reducen los riesgos al máximo. Nuestra obligación como padres y madres está en supervisar que todos estos puntos se cumplan.

FUENTE: OCU

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*