Stop a las ‘chuches’

¿Tenemos que "recortar" el consumo de golosinas a nuestros hijos?

stop chuches

Las famosas chuches  hacen las delicias de nuestro niños y niñas y, por qué no reconocerlo, también las de los más mayores. Hoy en TUMINIYO queremos hablar de su parte, no tan “dulce”, su parte o partes malas.
Creo que sobra decirlo porque el que más o el que menos ya lo sabe, pero las famosas “chuches” producen caries y aportan azúcares en abundancia con sus calorías, una de las causas del aumento de la obesidad infantil.

¿Qué es la caries?

La caries es una enfermedad infecciosa producida sobre todo por un microbio que se llama Estreptococo Mutans. Existen dos métodos para evitar que ese “bichito” se multiplique y ataque los dientes o muelas: una estricta higiene dental y seguir unas sencillas normas de alimentación.

Los azucares de las chuches hacen más daño que los que comemos en nuestra dieta habitual porque durante las comidas se produce más saliva y el arrastre que supone la comida al ser tragada hace que los azúcares estén menos tiempo en contacto con los dientes. Entre horas, que es cuando nuestros hijos consumen las chuches,  los azúcares permanecen más tiempo en la boca y por eso son más dañinos para las piezas dentales. Además, en las comidas suele haber alimentos con grasa y proteínas que hacen subir el pH, es decir, disminuyen la acidez de las comidas dificultando así la agresión al esmalte dental.

¿Cómo eliminar esos azucares? Lavando los dientes con frecuencia.

Por lo tanto, y en resumen, los niños no deben tomar dulces, chucherías, ni líquidos azucarados entre horas.

Tienes algún truco para convencer a tus peques de que se laven los dientes? O es una guerra que antes de que empiece ya está perdida? Cuéntanos como los convences para el cepillado bucal y lo compartiremos con todos los papis que nos visitan.

 

2 comentarios en Stop a las ‘chuches’

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.