Vacaciones en familia en Túnez

Dormir en una jaima bereber en el desierto y disfrutar con actividades en el mar son algunas de las propuestas que se pueden realizar durante un divertido viaje en familia a Túnez

Nos gusta proponeros, de vez en cuando, algún destino de vacaciones. Lugares en los que poder disfrutar en familia. Hoy os proponemos un viaje a un lugar fascinante y llenos de misterios.

¿Te vienes a Túnez?

Las familias con niños, ávidas de viajes diferentes y de unas dosis de aventura y relax, encontrarán en Túnez numerosos atractivos para mayores y pequeños. Entre la gran oferta de actividades y lugares que visitar, las experiencias vividas dejarán un recuerdo imborrable de su estancia en el país.

La costa tunecina es una de las grandes propuestas. Se hallan repartidos, de norte a sur, hoteles y resorts que tienen todo planeado para unas vacaciones con niños. Establecimientos con habitaciones familiares, clubes infantiles, espectáculos para niños y actividades para adolescentes, entre otras opciones.

Además de bañarse en la playa y practicar algunos deportes acuáticos como vela o windsurf, la mayoría de estos establecimientos disponen de piscinas vigiladas por socorristas, mientras que los padres pueden descansar en una hamaca al sol.




Vacaciones a lo Indiana Jones

Más allá de la playa, en la zona de Tabarka, se puede navegar para conocer la isla de La Galite. También hacer una excursión para visitar los yacimientos arqueológicos de la región: Chemtou y Bulla Regia. Por su parte, Bizerta permite conocer su fortaleza y, en las afueras, las ruinas fenicias de Útica y Dougga, uno de los vestigios romanos más espectaculares del país.

Quienes deseen conocer la antigua ciudad de Cartago, pueden completar la estancia con una actividad que hará las delicias de los niños, como un paseo en pony por los bosques de pinos o visitar el parque temático Carthague Land.

En Túnez capital, además de sumergirse en la atmósfera de su espectacular medina –declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO– y maravillarse con la gran colección de antigüedades romanas del Museo del Bardo, las familias pueden observar de cerca flamencos, avestruces y una gran cantidad de grandes felinos en el zoológico ubicado dentro del parque de Belvedere, una de las principales zonas verdes de la metrópolis.

Playas y desierto

Otro lugar donde los niños pueden contemplar animales es el Friguia Park, localizado más al sur, cerca de Hammamet. Jirafas, elefantes, guepardos, suricatos y delfines son algunos de los ejemplares que alberga la instalación.

La isla de Djerba se presenta como un destino familiar por excelencia. Ofrece playas tranquilas y poco profundas de arena blanca. Asimismo, el Parque Djerba Explore es un complejo de recomendable visita. Permite conocer las costumbres tradicionales de la isla –Djerba Heritage–, el Museo Lalla Hadria –que traza más de 13 siglos de arte con una colección de 1.000 piezas– y una sorprendente granja donde habitan 400 cocodrilos del Nilo.

Para los niños con alma exploradora, adentrarse en el gran desierto del Sahara supone una de las vivencias más impresionantes para compartir en familia. Tras una ruta en vehículo 4×4 por los increíbles paisajes del sur de Túnez, se aconseja pernoctar en un campamentos. En ellos se puede probar la gastronomía local, asistir a un espectáculo de música y danza bereber. Por supuesto también apreciar la vía láctea al caer la noche.

Paisajes de película

Madrugar para vislumbrar los tonos amarillos y rosados del amanecer sobre las dunas; realizar una ruta a lomos de un dromedario, como un auténtico nómada; o visitar las pintorescas localidades bereberes de Matmata, Tamerzet, Chenini o Tataouine son otras de las experiencias inolvidables que permite un entorno tan singular como el de las regiones saharianas.

Por otro lado, los oasis son otro espectáculo de la naturaleza digno de ver. Próximos al inmenso lago salado de Chott el Jerid, se pueden visitar oasis de montaña como el de Chebika o las gargantas de Seldja o Tamerza. Estas presentan dos asombrosas cascadas de agua refrescante. Allí está permitido darse un baño después de un caluroso paseo por las dunas del desierto.

Las localizaciones de los rodajes de las películas de Star Wars distribuidos en esta zona también son interesantes. Sobre todo para aquellos que quieran iniciar a sus vástagos en la famosa saga cinematográfica intergaláctica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*